PsicoMarketing: la psicología de las compras

PsicoMarketing: la psicología de las compras
Adrián Valdivia Saavedra, el Alcalde
Adrián Valdivia Saavedra, el Alcalde

Copywriter, redactor de contenidos y traductor SEO

   

¿Sabías que hay numerosos factores que afectan a la personalidad? Tanto los recuerdos como los pensamientos condicionan las decisiones que se toman a diario, algo que ayuda a ser como somos. Por esta razón, las grandes compañías de ventas de productos intentan apelar al “yo” más instintivo con el objetivo de que compremos sus productos o servicios. Es todo parte de una técnica denominada psicomarketing.

Si una gran empresa necesita conocer si sus productos tendrán éxito, lo más común es que encargue estudios para investigar el mercado y comprobar cuál es su público objetivo. En otras palabras, se intenta acotar el número de potenciales compradores porque, obviamente, el producto o servicio no está ideado para todo el mundo. Tiene lógica, ¿verdad?

Evidentemente, hay un punto en que dichos estudios se topan con la psicología y surgen varias cuestiones:

  • ¿Qué nos motiva a comprar un producto y no otro?
  • ¿Qué repercusiones tienen las experiencias que hemos vivido en las decisiones de compra?
  • ¿Qué clase de estímulos nos hacen más sensibles a impactos comerciales?
  • ¿Cómo reaccionamos ante ciertas situaciones publicitarias?

Para dar respuesta a todas estas preguntas –y muchas más– relacionadas con la psicología hay que adentrarse en el maravilloso mundo del psicomarketing.

¿Qué es el PsicoMarketing?

Una buena definición de psicomarketing es la siguiente:

El psicomarketing es una herramienta que estudia el proceso de compra del consumidor relacionado con sus decisiones no conscientes.

La psicología enfocada al marketing se utiliza para saber qué ocurre en nuestra cabeza al comprar, de modo que nos puedan hacer llegar los estímulos, impactos y productos apropiados a nuestra personalidad, a nuestra necesidad y a nuestro estado emocional. Y es que en la actualidad, la mayoría de las decisiones que tomamos tienen un origen no consciente.

Así, existen múltiples factores que no se notan a primera vista. Si se aplica esto a las técnicas de comercialización modernas, podrá observarse que dichas decisiones intervienen decisivamente en nuestro lado emocional, más allá del raciocinio. Por este motivo, no percibimos igual unas marcas o productos que otros, aunque técnicamente puedan ser o parecer prácticamente idénticos.

Objetivos de la psicología orientada al marketing

La meta del psicomarketing es, en pocas palabras, tratar de resolver distintas cuestiones y escenarios para definir metodologías que potencien los estímulos capaces de inducirnos a comprar a través de impactos publicitarios, seducción o retención, entre otros.

Si lo pensamos fríamente, es lógico que muchas marcas y empresas quieran influir en nuestras decisiones de compra estudiando la relación y la causa que une conducta y mente, puesto que su viabilidad puede depender de las decisiones que toman los consumidores.

Las grandes marcas invierten bastante tiempo y dinero en contratar expertos y neurocientíficos que analizan los deseos de los consumidores para comprender sus respuestas y decisiones e instaurar estrategias de marketing adaptadas al mercado para optimizar su productividad.

Las 3 reglas definitivas del PsicoMarketing

A grandes rasgos, hay tres puntos imprescindibles en los que cualquier estrategia de psicología guiada al marketing debe basarse con el fin de ser viable y tener opciones de éxito.

1. Ambiente agradable

Da igual que sea una ecommerce o un comercio físico. El consumidor se tiene que sentir cómodo y con ganas de quedarse. Por eso, cuanto más acogedora sea la tienda, mayor será el retorno.

2. Innovación

Si una estrategia ha dado buenos resultados se puede repetir alguna vez, pero no hasta el infinito. No se puede estirar el chicle y vivir de los réditos del pasado porque el mercado cambia vertiginosamente. La metodología tiene que evolucionar de la mano de las tendencias de los consumidores.

3. Estimulación

Una estrategia de psicomarketing tiene que basarse, en la medida de lo posible, en la estimulación de los cinco sentidos. Y es que al favorecer o producir una buena sensación de bienestar, el cerebro humano asociará el objeto o espacio de venta a los aspectos positivos de su vida.

El poder de la psicología al vender productos e ideas utilizando emociones

Si el objetivo es conseguir más ventas, lo ideal es conocer a los consumidores y darles valor en todas las acciones de negocio. Sin duda, el poder de decisión se inclinará hacia las empresas que apliquen las reglas anteriores y que estén en sintonía con las variables servicio, precio y calidad.

Solo de esta manera se conseguirá el éxito en las estrategias de marketing. Si no te lo crees, basta con comprobar que un gran número de los impactos publicitarios del marketing actual se basan en conocimientos sobre el funcionamiento de nuestra mente. ¿Imaginaste alguna vez que la psicología se aplicase así en el marketing?

Ahora que ya sabes qué es el psicomarketing puedes empezar a utilizarlo en tus estrategias. Sin embargo, si no tienes experiencia en el campo tenemos la solución a tus problemas: Coco Solution. No dudes en contactar con nuestro excelente equipo de profesionales especializados en el marketing digital, que te ayudará en todo lo posible.

Comparte esta noticia en tus redes