▷ Qué es Google Tag Manager 【 GUÍA 】 - Coco Solution 🥥

Google Tag Manager: qué es, para qué sirve y cómo utilizarlo

Google Tag Manager: qué es, para qué sirve y cómo utilizarlo
Adrián Valdivia Saavedra, el Alcalde
Adrián Valdivia Saavedra, el Alcalde

Copywriter, redactor de contenidos y traductor SEO

   

¿Qué es Google Tag Manager? Después de cierto tiempo trabajando en una agencia de marketing digital me hice esta pregunta porque, lo confieso, no tenía absolutamente ni repajolera idea alguna sobre el administrador de etiquetas más famoso de la red.

Espera… ¿administrador de etiquetas? Sigo perdido… Bueno, no te preocupes porque en este artículo te voy a decir exactamente todo sobre Google Tag Manager, para qué sirve, por qué usarlo, su funcionamiento y, por supuesto, sus pros y contras. ¡Let’s go baby!

Qué es Google Tag Manager

Tras haber leído bastante sobre este tema, creo que puedo considerarme todo un experto sobre el asunto. O no. Probablemente no. Aún así, una buena definición de Google Tag Manager (o GTM) sería la siguiente:

Google Tag Manager es una herramienta que sirve para crear etiquetas y fragmentos de códigos (scripts) para hacer el seguimiento y la medición de cualquier hito que ocurra en una página web sin necesidad de un desarrollador.

En otras palabras, este gestor de etiquetas permite actualizar fácil y rápidamente etiquetas, píxeles o scripts dentro de su plataforma sin añadir directamente el código en la página web. Estos códigos son de herramientas de optimización como CrazyEgg, Hotjar o Google Optimize, campañas de marketing de pago como Facebook Ads o Google Adwords y herramientas de análisis de tráfico como Google Analytics.

3 razones para utilizar Google Tag Manager

Esta herramienta gratuita no sirve solo para llevara cabo mediciones o lanzar y mejorar campañas de marketing digital, sino que es un software muy completo, sencillo y eficiente que ayuda a llevar el control de la actividad de un sitio web en internet.

En la actualidad, GTM es uno de los aciertos de Google más valorados por los profesionales web y del SEO (posicionamiento en buscadores), pero también por los propietarios de páginas web que no tienen conocimientos técnicos.

Ahora que ya sabes qué es Google Tag Manager, a continuación te doy tres motivos para usarlo en tu web.

1. Se complementa al 100% con Google Analytics

La completa sincronización de Google Tag Manager con Google Analytics es uno de los puntos fuertes de ambas herramientas, así que contar con ambas es un empujón hacia la consecución de objetivos y su correspondiente monitorización.

Aunque GTM es normalmente visto como un administrador de etiquetas, también funciona como rastreador para monitorear estrategias, seguir resultados realizar tests A/B, comprobar cómo va la tasa de conversión o si el funnel de ventas realmente funciona...

2. Da un control total de la página web

Si eres de esos a los que les gusta llevar un control absoluto de las cosas, Google Tag Manager está hecho para ti. Además de poder llevar un seguimiento detallado de todos los aspectos de la web, también brinda mucha seguridad.

Y es que GTM cuenta con una tecnología especialmente diseñada para que la cuenta esté totalmente blindada ante cualquier ataque externo. Así que dile adiós a los ataques piratas, los virus, los suplantadores de identidad o el phishing.

3. Acelera la carga del sitio web

Google Tag Manager está tan bien ideado que ayuda a que la página no se vea ralentizada, mejorando la velocidad de carga. La razón es que el código de las etiquetas es bastante más corto que en el sistema tradicional.

Sus opciones de depuración y verificación son un extra, por no mencionar los niveles de acceso permitidos. Como administrador de GTM podrás configurar aquellas cuentas que desees y decidir hasta dónde pueden llegar.

Cómo funciona Google Tag Manager

Después de saber qué es Google Tag Manager y algunos motivos para usarlo, es el turno de conocer su funcionamiento. A pesar de que por su nombre podría pensarse que es una herramienta que solo sirve para administrar y gestionar etiquetas, sirve para mucho más.

El funcionamiento de este gestor puede impactar directamente en tu estrategia de marketing digital, tus campañas de Google Ads, los datos de Google Analytics, el etiquetado de los mismos. ¿Etiquetado?

El administrador de GTM requiere la combinación de tres elementos básicos para poder ejecutar todas sus funciones: las etiquetas o tags, los activadores o triggers y las variables. Veamoslas a continuación.

Etiquetas o tags

Etiquetado viene de –sorpresa– etiquetar. Y etiquetar significa crear códigos ejecutables e insertarlos manualmente en cada página. Lo peor es que si se escribe mal el código o se inserta en el lugar erróneo, hay que repetir todo el proceso.

Las etiquetas o tags son esenciales para medir la interacción de los usuarios con las funciones de una web, para medir el impacto de las campañas de publicidad, para vincular la web con las RR.SS. (redes sociales), para trackear la misma, las compras, etc.

Google Tag Manager incluye algunas etiquetas ya programadas, aunque puedes crear todas las que necesites. Por ejemplo, algunas son:

  • Google Analytics
  • Código de seguimiento
  • Conversión y remarketing de Google Ads
  • Píxeles de Facebook

Activadores o triggers

¿Qué, te pensabas que ya sabes qué es Google Tag Manager? Pues no. Los activadores o triggers (también conocidos como disparadores o desencadenantes) son condiciones que activan (o no) ciertas etiquetas, dependiendo de la configuración que se haya elegido.

Los activadores se asocian a eventos, como por ejemplo hacer clic en un botón, visitar cierta página, rellenar y enviar un formulario de contacto, etc. Solo el administrador decide cómo y cuándo se activan las etiquetas y a dónde se envía dicha información.

Importante: los activadores son controlables y combinables. Y es que se pueden filtrar para que se activen en determinadas páginas sí y en otras no. Aunque hay infinitas posibilidades, los tres activadores más comunes son los siguientes:

  • Clics: un trigger puede activar una etiqueta si se hace clic en algún elemento de la web.
  • Vistas de página: un disparador puede activar una tag si una página empieza a cargarse o al estar cargada al 100%.
  • Interacción: un desencadenante puede activar una etiqueta si un usuario ve un vídeo, si envía un formulario, si escucha un podcast...

Hay que tener en cuenta que los activadores pueden ser de dos tipos: de tipo activador o de tipo bloqueo. Los primeros los acabamos de ver: se activan al detectar ciertas acciones. Sin embargo, los segundos hacen lo contrario: las etiquetas no funcionarán si se detectan condiciones programadas para dicho bloqueo.

Variables

Las variables son condicionantes específicos que define el usuario para conseguir algún objetivo. Estas ofrecen información específica y restringen opciones al activador. Las variables ofrecen muchas oportunidades para medir y rastrear, así que hay que entender cuáles son interesantes trackear y por qué.

Las variables son elementos claves e innovadores para el marketing online, puesto que utilizarlas sabiamente de acuerdo con una estrategia proporcionan más información y conectividad con otras plataformas y RR.SS.

Ventajas y desventajas de Google Tag Manager

Ya estás a puntito de conocer al 100% qué es Google Tag Manager. Ahora veremos los pros y contras de utilizar GTM.

Ventajas de Google Tag Manager

  • Reduce dependencia de marketing con desarrollo, puesto que tú mismo puedes configurar los píxeles y no tener que solicitar continuamente al equipo de programación que inserten los códigos en la web.
  • Integración total con productos de Google (Analytics y Adwords).
  • Integración con productos de terceros.
  • Control de versiones y rollback, con lo posibilidad de volver a una versión anterior.
  • Carga asíncrona de las etiquetas para que no se ralentice la carga de la web y que esta sea más rápida.
  • Previsualización antes de publicar cambios con un potente entorno de pruebas para realizar todas las validaciones de las configuraciones.
  • Es gratis.

Desventajas de Google Tag Manager

  • Si la web tiene implementado etiquetas se debe re-etiquetar, esto es, migrar todas las etiquetas a Google Tag Manager para que se ejecuten en las mismas condiciones.
  • Para configuraciones de GTM muy avanzadas hay que solicitar a algún desarrollador que inserte los códigos para ayudar a la herramienta a capturar la información de la web.
  • La implementación y configuraciones avanzadas no son precisamente ni triviales ni baratas.

En definitiva, ahora que ya sabes qué es Google Tag Manager podrás sacarle el máximo partido a esta herramienta para seguir y medir cualquier hito que suceda en tu página web.

Comparte esta noticia en tus redes