• Dominio perfecto

    El dominio perfecto para tu web

    Me gustaría comunicarte que te han mentido, el dominio perfecto no existe. Pero no te frustres ni lances el ordenador por la ventana todavía, no importa que te hayan mentido, tampoco es importante que no exista. Puesto que, aun sin existir se puede crear un dominio que te sea perfectamente útil para tu objetivo.

    Lo importante al crear un dominio web impresionante no es hacerlo perfecto, sino crear una imagen de marca y hacerlo reconocible. Convertir algo que no tiene ningún significado en algo que sea plenamente significativo para tu público objetivo y para tus clientes.

    Para conseguir esto, debemos volver el principio, a donde comenzó nuestra idea y nuestros objetivos. Debemos recapacitar y rememorar qué es lo que buscamos conseguir y a quiénes va dirigido

    Si no sabemos eso no podremos crecer como marca y, en consecuencia, tampoco podremos hacer crecer nuestro dominio. El error más duro y que más se suele cometer es el de ignorar completamente lo que se desea conseguir. Por ello, debemos evitar caer en este error común.

    Una vez hayamos pensado eso ya habremos dado el primer paso para conseguir crear el dominio que buscamos y será hora de continuar con el siguiente aspecto a tener en cuenta.

    Qué es el dominio perfecto

    El dominio web perfecto es aquel que se adapta perfectamente a nuestras necesidades. Ese que trabaja para nosotros mientras nos tumbamos tranquilamente en el sofá a disfrutar de una buena serie de Netflix. Seamos realistas, si queremos llegar a ese nivel de riqueza en el que nuestro dominio trabaje para nosotros (ej.: Facebook) no bastará con crear el dominio.

    Pues aunque parezca una obviedad, después de crearlo habrá que trabajarlo, hacerlo subir y posicionarse en Google. Es debido a todo eso que necesitábamos en un principio decidir hacia donde deseábamos enfocar nuestra empresa y en consecuencia nuestra web.

    Si no hubiésemos tenido claro todo eso desde un comienzo simplemente haríamos un dominio vacío que dejaríamos morir con el tiempo y no seríamos capaces de administrarlo ni trabajarlo con seriedad. 

    Al fin y al cabo el objetivo por el que decidimos comprar un dominio es para darnos a conocer y aumentar el volumen de ventas de nuestra empresa. Para ello en los tiempos que corren es necesario hacer SEO y redactar contenidos. En caso de no tener un dominio acorde con nuestra imagen de marca los usuarios no lo recordaran y eso sería contraproducente.

    Ahora que tenemos en claro cuál sería nuestro target y nuestro ámbito de actuación podemos empezar a decidir cuál sería el dominio óptimo para nosotros.

    Cómo elegir el dominio perfecto para tu web

    Existen muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un dominio. A continuación veremos cuáles son.

    Dominios centrados en las palabras clave

    Este tipo de dominio que se focaliza en las palabras claves lo que busca es generar tráfico haciendo que los usuarios encuentren su página web a través del empleo de las keywords dentro del propio dominio.

    Al principio de internet este tipo de dominio era muy práctico y es cierto que te ayudaba a posicionar en Google. No obstante, debido al aumento de la red y de la cantidad de personas que ha recurrido a esta estrategia, el posicionamiento que te permite Google gracias a este método es básicamente insignificante. 

    De todos modos, puede ser útil si quieres que tus clientes te encuentren y sepan a qué te dedicas antes de entrar en la propia web. Aunque tiene ciertos inconvenientes, como el hecho de que te cierras las posibilidades de abrirte a otros sectores con el mismo dominio más adelante.

    Ej: www.pañuelosdepapel.com

    Dominios centrados en la creación de marca

    Es un tipo de dominio centrado plenamente en el branding, lo que lo convierte en el dominio ideal para la mayoría de proyectos a largo plazo. Cuando buscamos una web como público, normalmente en lo que pensamos a la hora de buscar, es en la marca de la empresa que estamos buscando. En consecuencia usar una estrategia de branding favorece el crecimiento con este tipo de páginas web y también ayuda a que los clientes se acuerden del nombre de tu empresa.

    El inconveniente que tiene este tipo de dominio es que al principio te costará posicionar debido a que no existirá una unión cognitiva entre tu marca y lo que vendes hasta que no hayas crecido lo suficiente como para convertirte en un pilar en tu sector. Aun así, a largo plazo tiende a ser el modelo de dominio más utilizado y el que mejor funciona.

    Ej: www.cocosolution.com

    Dominios centrados en la localización

    Los dominios que se centran en la situación geográfica son ideales para organismos del estado o pequeñas empresas regionales. Estos dominios suelen estar cogidos normalmente por los organismos del estado al tratarse de links directos a ciudades o regiones de un determinado lugar. Lo normal y aconsejable, en caso de usarlos, es hacerlo de forma mixta, porque aunque es cierto que tienen un gran posicionamiento en Google aportan poco contenido al usuario.

    Ej: www.barcelona.com

    Dominios mixtos

    Son aquellos dominios los cuales no tienen un solo formato y se aprovechan de las ventajas de varios de ellos. Cualquier tipo de dominio antes mencionado puede ser combinado de la forma en que más se desee. Sin embargo, unas uniones tendrán unos usos y otros dependiendo de cuales se escoja. Por ejemplo:

    • Marca + Palabra clave: www.manoloelmecanico.com
    • Marca + Lugar: www.lidlcanarias.com
    • Palabra clave + Lugar: www.mecanicolaspalmasdegrancanaria.com

    Qué tipos de dominios existen

    Aunque hemos categorizado anteriormente los dominios según la funcionalidad que los mismos tienen en el uso práctico también tenemos que considerar que se creó una categorización estándar a la que Google, en mayor o menor medida, atiende a la hora de decidir donde posicionarte. Esa selección se puede separar en tres tipos diferentes de dominio:

    Dominios de nivel superior genéricos

    Son aquellos que fueron creados para desempeñar un papel en específico a nivel global y genérico permitiéndole así a Google saber cómo categorizarlos y donde posicionarlos. Algunos ejemplos son:

    • org: Organización sin ánimo de lucro
    • com: Web comercial
    • net: Empresa de servicios de Internet
    • info: Web informativa
    • biz: Web de negocios

    Dominios de nivel superior geográficos

    Se trata de aquellos dominios que se separan por una situación geográfica específica. Son muy útiles cuando tienes una empresa pequeña y deseas posicionarla en una determinada región. Por ejemplo:

    • .ch: Suiza
    • .il: Israel
    • .co.uk: Reino Unido
    • .mx: México
    • .dk: Dinamarca
    • .es: España

    Dominios enfocados

    Son unos dominios creados hace relativamente pronto, más enfocados y dirigidos hacia ciertos sectores o profesiones, a veces incluso enfocados a ciertas ciudades u ámbitos geográficos. Ejemplos:

    • .abogado
    • .arte
    • .bar
    • .barcelona
    • .berlin
    • .blog
    • .casa
    • .gratis
    • .hotel
    • .juegos
    • .madrid
    • .moda
    • .music
    • .movie
    • .pub
    • .radio
    • .sex
    • .viajes

    Cómo crear el dominio perfecto

    Teniendo en cuenta que nuestro objetivo en este post en enseñaros a crear el dominio perfecto no podría faltar una explicación básica de cómo comprar tu propio dominio. Para explicar esto en deberíamos hablar de lo que es una empresa de hosting. 

    El host es básicamente el lugar que ocupa nuestra página web en internet, pues aunque parezca mentira internet no es inmaterial ni ilusorio. Sus sedes están situadas en diferentes superordenadores a lo largo del globo terráqueo denominados servidores y estos servidores tienen un espacio limitado. En consecuencia cuando pagamos por un dominio lo que realmente estamos pagando es un pequeño espacio de almacenamiento en alguno de estos ordenadores.

    Aun así, obviando muchos aspectos y resumiendo mucho, una empresa de hosting es aquella empresa que nos vende el espacio en un servidor que administra para guardar nuestro dominio y nuestra página web. Para tener un dominio lo primero que necesitamos hacer es comprobar si está libre y en caso de que lo esté debemos comprárselo a una empresa de hosting que nos cobrará anualmente por su almacenamiento.

    Teniendo en cuenta todo lo anterior y sabiendo que lo que pagas es el nombre y lugar de almacenamiento de tu dominio, algunas páginas web donde podemos comprar dominios son:

    • GoDaddy
    • Arsys
    • nominalia

     Composición del dominio perfecto

    Aun cuando muchos de estos pasos sean una obviedad en esta época en la que vivimos y posiblemente hayas escuchado hablar de ellos incontables veces otras cuestiones a tener en cuenta a la hora de elegir cómo crear un dominio perfecto son que debe ser:

    Fácil de escribir

    Un dominio que es complicado de escribir es difícil de deletrear y en consecuencia es complicado de decir por teléfono. Esto puede ser un gran impedimento cuando vayamos a comunicar la dirección de nuestra web a nuestros clientes o proveedores.

    Corto

    Este es un aspecto bastante controvertido, realmente no es necesario que sea corto para que sea práctico. Pero de norma general, cuanto más corto sea más sencillo es que nuestros clientes lo recuerden y puedan comunicárselo a otras personas. Aun así todo depende de nuestro target y de si para nosotros es preferente o no que el cliente lo comunique en el boca en boca.

    Sin números ni guiones

    En este aspecto tenemos el mismo problema que lo anterior, los guiones y los números hacen posible que el dominio se posicione mejor en Google por diferenciarse mejor, pero a la vez hace que sea mucho más complicado que nuestros clientes se acuerden del dominio completo.

    Fácil de recordar

    Nuestro dominio tiene que ser fácil de recordar, si no, no conseguiremos que la gente recuerde como volver a él cuándo sea necesario. Y tampoco sabrá cómo recomendarte si no se acuerda de tu nombre ni el nombre de tu página web.

    Disponible

    Esto es obvio, si no está disponible no tiene sentido lo mucho que hayas estado devanándote los sesos pensando en el nombre ideal para tu dominio perfecto, pues al final lo único que habrás conseguido es perder el tiempo.

    Con extensión adecuada

    Tal y como decíamos antes que el ser corto no es necesariamente bueno y tampoco es malo, lo ideal es que digas lo que desees con el espacio adecuado y además sea fácil de recordar. Ahí está la verdadera dificultad a la hora de realizar un dominio.

    Diferenciado

    Otra cuestión a tener en cuenta es que tu dominio no se parezca a una empresa ya registrada o que compita en un sector similar al tuyo. Podría provocarte muchos problemas legales que es mejor evitar.

    También es necesario que sea diferenciado porque cuanta más diferenciación tengas del resto, mejor para tu imagen de marca y mayor será tu posicionamiento.

    Con esto concluimos cómo crear el dominio perfecto para tu web, ahora solamente falta que empieces a analizar dónde estas y hacia dónde vas para que puedas elegir tu dominio ideal.

    José Pedro Hernández
    José Pedro Hernández
    • Escritor
    • Redactor Content SEO
    • Copywriting

Comparte esta noticia en tus redes